Abuelos

Todavía recuerdo perfectamente a mi abuela Celia con sus ojazos y sus yogures en tarro de cristal. Fue parte indispensable de mi infancia y me acuerdo de ella todos los días. Al igual que mi amama Elvira. Mi hermana y yo recordamos perfectamente las literas rojas del pueblo y los juegos que inventábamos en ella. Mi abuelo Jose siempre se echaba la siesta en el mismo sillón, y jugábamos a atravesar el salón sin despertarlo, siempre nos pillaba. Y a mi aitite Ángel tenemos la suerte de seguir disfrutándole aunque ahora ya no pueda llevarnos a coger moras junto al río.… Leer más Abuelos

A veces, sólo un segundo

El Mago de Oz y Alicia en el País de las Maravillas son dos de esos cuentos y películas que, cuando era pequeña, me fascinaban y extrañaban a partes iguales. A medida que fui creciendo, fui entendiendo cada uno de ellos y sacando grandes enseñanzas. Cuando Alicia se encuentra con el Conejo Blanco, no entiende qué es para siempre. El sabio animal es tajante “a veces sólo un segundo”. Pues sí, Señor Conejo, tenía usted razón. Desde que fui mamá por primera vez y desde que tuve la suerte de repetir experiencia, entendí perfectamente lo que es un “para siempre” y la importancia de ese segundo.… Leer más A veces, sólo un segundo

Cómo llevar a dos hermanos seguidos de paseo…y no morir en el intento

Uno de mis principales defectos es mi afán por planificar. Me encanta organizar todo, imaginar cómo será algo y darle forma en mi mente hasta que se convierte en un plan genial en mi agenda. Claro que, muchas veces, una organización excesiva te vuelve “tarumba”. Recuerdo mi crisis mental cuando empecé a pensar cómo llevar a dos hermanos seguidos de paseo, tan seguidos como iban a ser mis pequeñuelos, casi 22 meses.

Recuerdo con exactitud el día en el que descubrimos que Cuquito estaba en camino. Cuando el test lo confirmó, el señor M. y yo (con
Pocholón en brazos) nos abrazamos saltando y llorando de alegría. Un momento mágico.… Leer más Cómo llevar a dos hermanos seguidos de paseo…y no morir en el intento