Cambio de habitación ante la llegada del nuevo hermanito: ideas y consejos

Pocholón es, a sus dos añitos, un gran conversador. Tardó en andar 19 meses pero lo que no corrió, lo habló. No deja de sorprendernos con sus historias e imaginación. A nosotros se nos cae la baba, claro. Y lo mejor, es que el tío se da cuenta de todo. Cuando descubrimos que Cuquito aterrizaría en nuestro hogar allá por octubre del año pasado, pusimos en marcha la maquinaria creativa para reorganizar la casa y disponerla para acoger al nuevo polluelo. Indudablemente, el momento del cambio de habitación ante la llegada del nuevo bebé era inminente.

Cambio de habitación: cómo lo afrontamos

El Señor M. para todas estas cosas es, en esencia, menos agobiado que yo. Yo, suelo ser tendente al drama y ya empecé a imaginarme cómo sería el destierro de Pocholón a su nueva alcoba, la angustia que supondría y el shock que marcaría ese hito en el resto de su infancia. ERROR. Los niños son como esponjas y, además, se adaptan muy rápido a los cambios. Mucho más que nosotros, los adultos.

La habitación que ocupó Pocholón hasta entonces estaba totalmente adaptada al bebé: minicuna, cuna, cómoda con cambiador y, lo más importante de todo, pegadita a nuestra habitación. Así que tenía más sentido que Cuquito durmiese en ella. El cambio de habitación había llegado.

Nos dijimos: “De perdidos, al río”  y pensamos que hacer coincidir el cambio de habitación con el cambio de cuna a cama sería perfecto. Seguro que el 90% de psicólogos infantiles nos tildarían de insensatos pero pensamos que unificar cambios y hacer un 2×1 sería más sencillo para él.

¿Cómo lo hicimos? Construyendo una historia, un cuento, una hazaña en la que Pocholón fuese el protagonista. Le hicimos sentirse importante, ser el protagonista del gran cambio. Por aquel entonces, estaba ensimismado con las nubes y los aviones. Además él siempre dice que Mami le quiere hasta el cielo. Lo grita a los 4 vientos. Y yo no puedo ser más feliz.

Así que convertimos su nueva habitación en un “pequeño cielo” y el cambio de habitación en una fiesta:

DecoraciOn habitaciOn infantil

FOTO 1:

  • Funda de nórdico con telas de Aliexpress (buenísima calidad y genial de precio).
  • Cojines de nubes cortesía de la artista de mi madre, la Aela como dice Pocholón.
  • Balda de nube de Numashop.
  • Cubos con letras de Bebeblock.

FOTO 2: Éste es probablemente su rincón favorito lleno de cuentos y de aviones. ¡Es el cielo!

  • Avionetas en miniatura pintadas de Amazon colgadas con pita invisible para que parezca que vuelan de verdad.
  • Manta de nubes de Zara Home.
  • Nubes blancas hechas a mano con tablitas finas de madera y pintadas de blanco.

rincón de cuentos

Balda de Ikea. Ideal para guardar más cuentos.

barreraparacamaEn cuanto a la cama, aunque no se ve en la foto, compramos la típica barrera abatible que hemos terminado por dejar fija. Así evitamos que Pocholón aparezca en el suelo día sí día también. Una compra muy útil, por cierto.

Desde nuestra humilde experiencia, esta sería la lista de consejos que, a nosotros, nos fueron bien:

cambiodehabitación

Hemos tenido muchísima suerte y él está feliz en su nueva habitación. Nada de pelusilla ni antes ni después de que llegase Cuquito. Creo que Pocholón ya tampoco estaba cómodo en su cuna. Lo malo es que ahora ha aprendido a saltar en la cama y eso ya es otra historia… 😉

2 comentarios sobre “Cambio de habitación ante la llegada del nuevo hermanito: ideas y consejos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s